POSTED BY Admin | Abr, 07, 2016 |
Empresa instaladora de caldera

Sabes que tienes frío y necesitas calentarte, pero ¿sabes hablar con propiedad de calderas y calentadores? Tras un vocabulario complejo, lo que hay son unas clasificaciones que ponen nombre y apellidos a los responsables de protegerte del invierno.

Se ocupan del agua (calentadores) o de la calefacción y el agua (calderas) a base de quemar combustible (gas natural, propano, butano, gasóleo, biomasa…).

Dependiendo de la manera de evacuar el humo, se llaman de una u otra manera:

  • Atmosféricos: cogen el oxígeno para la combustión de la misma habitación donde están y lo lanzan al exterior. Desde 2010 se pueden mantener, pero no instalar.
  • Tiro Forzado: funcionan igual que los atmosféricos pero con un ventilador para la evacuación de gases.
  • Estancos: la combustión se realiza en una cámara cerrada herméticamente y la evacuación mediante ventilador (como en los de tiro forzado). Son más seguros y eficientes.
  • Bajo NOx: prácticamente igual que los estancos pero gastan menos combustible y expulsan humos menos contaminantes.
  • Condensación: el gas se quema a menor temperatura, con mayor aprovechamiento energético del calor. Son insuperables en rendimiento, ya que ahorran bastante gas (hasta un 15%), además de expulsar humos de bajo NOx. Necesitan un desagüe cercano para canalizar el agua condensada.

También es importante comprender otras clasificaciones:

  • Con llama piloto o sin llama piloto: los aparatos antiguos llevaban una llama piloto siempre encendida (aunque el grifo estuviese cerrado), por lo que consumían bastante más gas.
  • Con microacumulación o sin microacumulación: los calentadores y calderas con microacumulación disponen de un pequeño depósito para agua ya precalentada. De esta manera, abrimos el grifo y sale agua caliente inmediatamente (no hay que esperar). Eso sí: la microacumulación implica un consumo de energía algo superior.

Fuente: www.ocu.org

TAGS : instalador de calderas que caldera comprar tipos de caldera