POSTED BY Admin | May, 05, 2016 |
Climatización, aire acondicionado

La climatización de la casa es un aspecto importante, que se debe considerar para garantizar la comodidad propia y de la familia. Así, durante las distintas épocas del año, seremos capaces de mantener temperaturas agradables en nuestro hogar. Sin embargo, poco se piensa en estos temas hasta que el invierno o el verano tocan la puerta.

Este 2018 puede ser diferente, puede ser el año en el cual resuelvas este tema a tiempo. Hacerlo previsiblemente te brinda la oportunidad de contemplar detenidamente detalles importantes que no se pueden verificar cuando la urgencia marca la pauta.

Por ejemplo, el dinero es un factor clave. Pues no querrás gastarte todo el presupuesto familiar en la compra de un aire o una caldera para tu casa. Para este fin, también es recomendable verificar la eficiencia del aparato. Es decir, la cantidad de energía eléctrica consumida en relación a la adecuada climatización de la casa

Se debe prestar atención a la casa matriz de donde provienen este tipo de aparatos. Si bien, en general, todos los aires acondicionados tienen un mismo fin, no todas las marcas poseen las mismas funciones. Lo mismo sucede con las calderas. Conviene revisar detenidamente las necesidades propias y las funcionalidades del equipo.

Compara, analiza y vuelve a comparar. El universo de marcas y modelos resulta apabullante. Sin embargo, es aconsejable inclinarse por aquellas marcas de reconocida trayectoria en el mercado. Por ejemplo, Fujitsu siempre se ha caracterizado por la solidez y calidad de sus productos.

También puedes solicitar a familiares y amigos que te hablen acerca de sus experiencias con los distintos fabricantes. Realiza tu propia encuesta entre las personas de tu entorno con hogares físicamente similares al tuyo.

Recuerda que tanto calderas como aires acondicionados suelen tener una larga vida útil. Por lo tanto, al adquirir uno estas haciendo un compromiso a largo plazo. Es meritorio cerciorarse de adquirir dispositivos de climatización adecuados para tu hogar.

Cómo escoger el aire acondicionado ideal

El año pasado se registró una de las peores olas de calor de la década. Esto llevó a muchos españoles a tomar con mayor seriedad la compra de sus aparatos de aire acondicionado. Por esta razón, las ventas de este tipo de electrodomésticos han aumentado cerca de un 25%. Esto sólo durante los meses de verán del 2017.

Este notable incremento en el uso de aires acondicionados, incide directamente el consumo de energía de la población. Por ello, la primera consideración en la compra de un aire acondicionado ha de ser la electricidad demandada para su funcionamiento.

Con esto en mente, varias empresas ofrecen equipos de aire acondicionado de bajo consumo. Incluso desde hace un par de años, puedes encontrar aires acondicionados con paneles solares. Estos diseños ecológicos prometen un funcionamiento óptimo, dado que los picos de uso del aparato coinciden con las horas de mayor sol, es decir energía garantizada.

Otro aspecto importante a considerar en la compra de un aire acondicionados, es el tamaño de la habitación a enfriar. Dependiendo de esto, deberás seleccionar un aire acondicionado de mayor o menor potencia. Algunas tiendas te ofrecen tablas referenciales. Estas te muestran de manera clara y explícita la capacidad del aire en virtud del metraje del espacio.

También debes considerar la temperatura promedio en tu localidad, así como la temperatura deseada. Entonces, antes de escoger un aire acondicionado, consulta con alguien experto sobre la mejor opción según el espacio y la temperatura. Muchas veces en la tienda pueden asesorarnos en estos temas.

Las calderas de condensación

Con las calderas la decisión puede ser un poco más difícil, debido a los distintos tipos de calderas existentes. Te planteas comprar un equipo de calefacción. Pero cuando observas el catálogo online de la tienda no sabes cual tipo de caldera te conviene.

Entre ellas las calderas de condensación, son las que ofrecen un mayor nivel de rendimiento. Por ello son las más recomendadas hoy en día. Este tipo de calderas ofrecen un 25% de ahorro en el consumo de gas, si se comparan con los modelos convencionales.

Considerando que entre estos dos modelos no existen diferencias significativas en cuanto a precios o instalación. Decidirse por una caldera de condensación parece una decisión evidente. Incluso, si ya dispones de una caldera funcionando en casa, cambiar a una de condensación podría ser una inversión favorable.

Además, las calderas de condensación son más amigables con el medio ambiente. Esto se debe a que estas generan una menor cantidad de emisiones de NOx y CO2. Lo más importante de este tipo de calderas es que ofrece el mismo nivel de comodidad y bienestar que una caldera tradicional.

Fuente: www.elidealgallego.com

TAGS : aire acondicionado instalación climatización hogar